Cita ciegas carlos sobera


«Ya he metido la pata otra vez comentaba el pobre Antonio, que ya no sabía qué hacer para conquistar a la rubia.
Quien desee encontrar el amor, aquí lo podrá hacer.
Para ello le contó una anécdota de la oficina: «Llego y digo: "Hoy vengo perfecto, aunque vaya hecho un mamarracho.
No duda en decirle a Antonio que le echaba más años, y que si alguien le había dicho lo contrario le estaba mintiendo.
A Antonio, posesivo, le gusta cuidar, pero se considera «un poco hombre, rudo» y asegura que no cuida en busca de una mujer hermosa de toda italia de la manera que «igual hay que cuidar».Cuál será su sensación sentada en una de las mesas a las que tantas veces ha ido a ordenar la comanda?Así que en la hoja de reservas, Yulia cambiará su nombre por Amparo.En el test de compatibilidad que realizó antes de pasar al comedor se definió como un apasionado de la música urbana, es cantante de un grupo y en el sexo muy activo."He tenido muchas relaciones monógamas y no son para mí porque soy una persona que tiende a enamorarse mucho", afirmaba, aunque dejaba la puerta abierta a una relación con una persona monógama si se enamora de ella.Nadie le ha dicho que tanta sinceridad en una cita no es buena?Seguiremos el tiempo que haga falta mientras sigáis aquí".Menos mal que Antonio no buscó el amor en chats de internet y sí en First Dates, aunque así nada le protegió de la sinceridad de Inma, que odia el amor digitalizado.Y añadía: "Te veo menos cosmopolita que yo, casi no me has preguntado sobre mi".Simpática, divertida y bellísima, aún no ha encontrado a la media naranja con la que compartir su vida.«Más seco que la mojama al menos Antonio tiene algo que le gusta a Inma, que hace deporte.No parece el hombre musculoso que quiere Inma, que quiere que la «manejen de un lado para otro», aunque igual las formas rudas del afincado en Sevilla la sorprenden esta noche.



«Tú sigue así que salgo corriendo advirtió ella en First Dates.
Un «mamarracho» en First Dates?
El presentador de 'First Dates' y su nuevo programa.Parece que sí, porque ella no está dispuesta a guardarse ninguna impresión sobre su cita.Marta, entre risas, le dijo: "A mí me das una nalgada sin preguntarme y a lo mejor acaban sin nariz".Pero cuando ella le preguntó su impresión, y le dijo que fuese sincero, porque ella lo sería, él se lanzó: «Ese pelo es tuyo o son extensiones?».Marta mostró interés por saber cómo era Glenn en la cama, a lo que este contestó: "Si le tengo que pegar un nalgazo a alguien se lo pego, y si le pego el nalgazo y no le gusta que me lo diga y ya está"."Me encantaría tenerte de amigo pero ya está", zanjaba la camarera del programa.500 veladas después, First Dates sigue sorprendiendo y en esta ocasión lo hace con una de las citas más inesperadas de toda su trayectoria.Y, finalmente, quien corrió fue él, de una segunda cita como pareja.Nadie del local sabrá que bajo ese nombre se esconde su compañera, tan nerviosa y excitada como cualquiera de los anteriores solteros que en su momento cruzaron la puerta.



Esto no es un restaurante normal.
Tras la cita, Marta decía que nunca se había fijado en Glenn pero que tras la cita posiblemente le vería con otros ojos.
Sin duda, superar los prejuicios es todavía más difícil que conquistar el corazón de esta rubia.


[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap